Entrevista realizada por Christopher D. Wauters Molina.

MANOLO MEDINA Y JAVIER VALLESPÍN PRESENTAN "QUE MALA SUERTE TENGO PA TO"

Para esta mes de julio, nos acompañan unos actores que cuando los ves en el escenario no puedes parar de reír, y que atesoran más de 500 actuaciones en el Teatro Alameda de Málaga, y que después de "2 hombres solos sin punto com ni na", nos presentan su nuevo espectáculo "Que mala suerte tengo pa to", hablamos del jerezano Manolo Medina y el malagueño, más concretamente de Antequera Javier Vallespín, quienes se definen como, "Dos currantes del teatro, dos trabajadores de la risa, no somos nada más ni nada menos, ni nos consideramos más ni menos. Dios nos ha dado un don, y ese don hemos sabido canalizarlo y hemos conseguido el triunfo de cualquier persona, que es vivir de lo que te gusta. Levantarte todos los días e irte amargado a trabajar tiene que ser horroroso". Y nos hacen referencia a lo que les ha costado llegar hasta hoy en día, "Nos ha costado sangre, sudor y lagrimas, cuando el éxito llega muy pronto más pronto se cae.  Una montaña rusa, nosotros hemos sido una gotera que ha ido dando, y la tierra se ha ido hundiendo poco a poco hasta que ya tenemos nuestro huequecito. Pero no somos ni más ni menos, tenemos una forma de pensar muy clara, yo necesito al taxista para que me lleve al teatro, el taxista necesita comprar pescado, el del pescado necesita ir a la farmacia y el de la farmacia necesita ir al teatro para vernos a nosotros".

Después de este primer momento de explicación por parte de Manolo, nos explica lo importante que es la opinión de Javier, "La opinión de el da igual, porque siempre hablo yo, el solo dice que el también". A lo que replica Javier, "Yo también" (risas). Y continua explicándonos que, "Es lo que ha dicho él, y gracias a Dios somos dos nada más y además nos llevamos de puta madre. Nos llevamos tan bien que ya Manolo llama a mi casa y mi mujer dice, Javi tu novio. Yo digo que tengo la custodia compartida, estoy una semana con mi novio y otra con mi mujer".

Manolo nos hace referencia a los 4 años que llevan ya juntos, "Nosotros llevamos cuatro años juntos y no hemos discutido". Javier le pregunta que, "¿Cómo que no?". Y Manolo le manda a callar muy sutilmente, "¡Que te calles!".Por lo que Javier nos explica que, "Si una persona no quiere no se discute". (risas). Manolo nos habla de su relación después de 4 años, "Tenemos nuestras opiniones, cada uno piensa de una manera o de otra, pero una discusión de discutir y demás, no sabemos lo que es eso. Y eso se transmite luego al escenario. Hay muchísima gente, más de la que te puedas imaginar, que lo que más les gusta es la complicidad que hay entre nosotros encima del escenario".

En el mundo del espectáculo y subidos al escenario llevan tiempos diferentes. Javier por su parte nos cuenta que, "Desde hace 4 años con Manolo, y anteriormente he estado 7 años con monólogos. Bueno empecé en el 96 contando chistes en Canal Sur, pero nada, programas en los que me apuntaba, pero profesionalmente estos 4 años con Manolo. Cuando me uní a "2 hombres solos sin punto com ni na", con la que en total el se ha tirado 17 años". y Por su parte Manolo, lleva prácticamente toda la vida en el mundo del espectáculo, "Yo me subí por primera vez al escenario con 10 años, era un concurso de música de flauta que había en el colegio. Era un concierto multitudinario, porque éramos todas las clases de institutos y colegios, se hacía un certamen, donde acudían todos los amigos y familiares, hablamos de 3000 o 4000 personas en cada concierto, era muy importante allí en Jerez. Cada clase tenía su presentador, y de la mía se puso enfermo y aquel día cuando llegó el director a decir que se había puesto malo, dije directamente, que yo presentaba, me preguntó si tenía preparado algo y le dije que no pero que iba a presentar. Y recuerdo que la gente escuchaba un niño hablar y se preguntaba que quien era, yo he tenido siempre una facilidad de palabra enorme, ya con 2 años era una cotorra, y cuando me bajé del escenario estaba mi padre con el directo, me acerqué a mi padre y cogiéndole la mano le dije, "esto es lo que yo quiero", y desde entonces enfocado al mundo del espectáculo desde que nací". Con una experiencia esporádica en otro sector, "Nada más trabajé una vez vendiendo enciclopedias, vendí una nada más, con ese dinero me compré el disco de Julio Iglesias y ya no fui más. Ya el escenario, y a parte he tenido la suerte de tocar todos los campos que rodean al artista, yo descubrí a David De María, participé en el éxito de "No me pises que llevo chanclas", me contrató una compañía de discos en Sevilla, de director de promoción y entonces allí trabajé con artistas desde Gracia Montes, Marifé de Triana, María Jiménez,... Con todas las grandes del mundo de la música, y empecé a aprender lo que es la promoción de un producto, como se coge un artista que no lo conoce nadie y se hace figura, todo eso. Luego he sido locutor de radio, televisión, redactor, manager, road manager,... Conozco todo lo que rodea este mundo, que pasa, que eso por un lado es bueno y por otro no, porque si se va a contratar a alguien para quedarse con él, a mi no me van a llamar, porque van a decir que me las se todas".

Sobre los trabajos que han realizado juntos nos dicen que, "A parte del "2 hombre solos sin punto com ni na" y de "Que mala suerte tengo pa to", hicimos una canción que está en Youtube que se llama "El bujero de mi hermana", una canción que nos pareció muy divertida y la grabamos e hicimos un videoclip y lo colgamos en Youtube, no lo ha visto nadie, pero nosotros lo hemos colgado". (risas). Tenemos proyecto de un corto, y una serie de cosas".

Hablamos sobre la ilusión que se tiene en los inicios, y nos cuentan lo siguiente, Javier nos dice que, "Queda la misma siempre, estamos en camerinos y se escucha a la gente cuando ya abren las puertas, y se mete el cosquilleo en la barriga, esas vocecitas que se meten en el estomago y parece que te están dando martillazos no se quitan nunca". Y manolo nos explica que, "Tú nos ves a nosotros antes de salir al escenario y parece que es la primera vez. Y alguien para mí de las más grandes que ha tenido este país, que fue Marifé de Triana, me dijo, "Manuel, el día que se te quite eso del estómago retírate, porque le habrás perdido el respeto al público", un cosquilleo que en el momento que sales se suele quitar. Llevamos más de 500 actuaciones en el escenario del Alameda, y eso lo que te da es que al minuto de salir al escenario sabes el público que tienes delante, eso se cala, en un tanto por ciento elevado, hay noches que te sorprenden, pero normalmente ya sabes con los que estás dando y es cuando te sientes cómodo".

En un trabajo como el de ellos, que buscan hacer reír y pasar un rato divertido al público, nos explican como llevan aquellos momentos en los cuales como a todo el mundo tienen días malos por cualquier motivo, como nos explica Manolo, "Nosotros hemos tenido problemas como todo el mundo y estamos deseando salir al escenario porque ese es el espacio donde no hay problemas, lo que le pasa a la persona no tiene porque pasarle al personaje, tu puedes estar hecho polvo, pero el personaje no". Y Javier nos hace referencia a la parte de tener que hacer reír al público, "Encima es que sales a hacer reír a la gente, porque si tuvieras que hacer un drama, lo bordamos, pero muchas veces tenemos que salir y tenemos la cabeza en otro ladito".

Le hacemos referencia que en sus mismas caras tienen esa expresión de "cachondos", y Manolo nos dice que, "Nosotros lo tenemos que tener nato, la gente nos ve por la calle y se ríe. y además de eso, yo vivo en Benalmádena, y la gente cuando me ve entrar en un sitio me saludan en otros idiomas, y yo les digo, "que Hello ni na, que yo soy de Jerez", no sé porque pero me ven pinta de extranjero. Eso se lleva innato, Javier por ejemplo cuando hizo el casting, con gente con mucha más experiencia e incluso amigos míos que sabía que no iba a tener problemas, pero cuando yo veía imágenes de el decía, "Este tío tiene algo", hacia un movimiento con la cabeza que parecía un Suricato, y yo me meaba, no se podía tener tanto en un cuerpo tan chico". Javier nos añade que, "Y lo peor es que ya llevamos tanto tiempo juntos, que es increíble, pero muchas veces pensamos lo mismo y se nos ocurren las mismas cosas en el mismo momento".

Le preguntamos si esperan el mismo éxito con "Que mala suerte tengo pa to", y Manolo nos comenta lo que esperan, "Que la gente se ría. Es que si esperamos tener el éxito que hemos tendido con "2 hombres solos sin punto com ni na", nos vamos a agobiar. Porque han sido 17 años, recorridos muy grandes, los profesionales tienen una consideración a veces exagerada, esto es muy complicado. Y yo realmente lo que espero es que la gente se lo pase bien y que se ría, y si nos podemos tirar otros 17 años pues nos lo vamos a tirar, eso está más claro que el agua". Nos explica que por lo pronto, "La acogida está siendo muy buena, pero nosotros no nos damos cuenta de nada, somos dos amigos que nos hartamos de reír, que la gente se ríe, y que nos bajamos del escenario y nos vamos de copas con los amigos. Nosotros no nos damos cuenta, yo cuando pusimos el primer post en Facebook diciendo que se estrenaba "Que mala suerte tengo pa to", cuando yo vi las visitas que eso estaba teniendo, que ha llegado a cerca de 300.000 visitas, que lo han compartido no sé cuantas miles de personas, que no sé cuantos miles de comentarios y nosotros no somos consientes, y no estaba hecha aun, estaba el cartel, que lo hicimos antes".

Nos explica Javier una anécdota, "En la navidad de hace 2 años Canal Sur la lío con lo de las campanadas. Y Manolo y yo estábamos en Madrid los 2 solos y al día siguiente nos enteramos de la noticia, y a las 12 de la mañana o así cogimos un folio y la canción de "Nuestra navidad en Canal Sur...", le cambiamos la letra, pero nada, no dura ni un minutito, me puse una ensaladera en la cabeza y este una pamela y cantamos la canción y la subimos al Facebook, y se hizo video viral ese día, a las 7 de la tarde tenía 170.000 reproducciones, pero lo bueno de ese video es que empezó a enviarse también por Whatsapp". A Manolo lo llamaron amigos a los que les había llegado, "A mí me llamó un amigo de Gijón y me dijo mira lo que me acaban de enviar, es increíble".

Nos cuentan que se va a encontrar el público que venga a verlos, Manolo nos dices que, "Espero que por lo menos se encuentren la butaca, porque si no se van a quedar de pie". Y Javier nos hace referencia a la publicidad del espectáculo, "Como dice el flyers del espectáculo, "Pasa y disfruta si te gusta reír, si no tienes sentido del humor, hazte un favor a ti mismo y quédate en tu casa mirando por la ventana", es mucho humor y muy poca vergüenza".

Manolo nos explica hasta que punto existe la improvisación en sus espectáculos, "También hay mucha improvisación, a veces terminamos y nos sentamos y decimos, "Vamos a centrarnos en lo que tenemos que hacer". Por ejemplo con "2 hombres solos sin punto com ni na", la obra empezó durando 45 minutos, y acabamos con 2 horas y media de espectáculo. Nos subimos al escenario y no paramos, y lo que funciona se queda para el siguiente". Y nos relatan diferentes anécdotas en estos años, "A nosotros se nos ha llegado a mear aquí una señora en el Teatro Alameda de Málaga, meada entera, salgo del camerino, se había ido ya todo el mundo y me veo a una señora sentada, y pensé que le había dado algo por calor, me acerco pare ver qué le pasa, y me dice que se a meado, por las patas abajo. En Cáceres, tuvo que venir el Samur, de una subida de tensión que le dio a una mujer de reírse. Y al otro extremo, salir del teatro y encontrarte una señora llorando con las amigas detrás, y decirnos cogiéndome las manos, "hace más de un año se me mato un niño de 17 años en una moto, hoy me he reído y hoy habéis conseguido que se me olvide. Una mujer que por problemas y depresión el médico le ha mandado al psicólogo y nos dice que ha preferido en vez de eso venir a vernos, que le va a sentar mejor".

Sobre hasta qué fecha estarán en el Teatro Alameda nos cuentan que, "Estamos hasta el día 16 de julio, y todo lo que venga depende del público". Y recomiendan al público a acudir al teatro, Javier hace referencia a la siguiente frase, "Como dice Carlo Goñi de Revólver en una canción, "Sin vosotros no hay cantantes ni canción", para que hacemos nosotros esto, como ha dicho antes Manolo, es todo una cadena, yo te necesito a ti, tú necesitas al otro". Y Manolo a otra, "Hay una frase lapidaria que dice, "Que pena que tengamos que pagar para reírnos", que pena, yo cuando veo en el Facebook, "Estoy deseando reírme", pagar por reírte no se entiende".

Sobre sus proyecto a medio largo plazo, nos cuentan que, "Que dure lo más posible, hemos hecho algunas cosas en la tele, pero esto como te desvíes malo, necesita de total atención las 24 horas del día". Y tienen próximas fechas fuera de Málaga, "Del 23 de octubre al 14 de enero vamos al Teatro Marquina de Madrid, y terminando allí vamos al Teatro Quintero de Sevilla, desde el 17 de enero hasta finales de febrero. Hasta marzo, se puede decir que lo tenemos cerrado todo".

Desde la Revista Mucho Más, animamos a que no perdáis la oportunidad de disfrutar de este magnífico espectáculo, en que no pararéis de reír. Y disfrutar de estos dos pedazos de artistas y de personas, que desprenden alegría y felicidad por lo que hacen, y eso a fin y al cabo traspasa por todos lados. Tenemos la suerte en Málaga de disfrutar de artistas increíbles y Manolo Medina y Javier Vallespín están entre ellos. Gracias por este magnífico rato de charla, sin duda disfrutaremos de "Que mala suerte tengo pa to".

Saludo a los lectores.