[Isabel López - Revista Mucho Más] - 24/07/2017

BENSON SE GANA MARBELLA UNA VEZ MÁS

 

El legendario guitarrista de 74 años, George Benson, se encontró como en casa este pasado viernes en Marbella. La pista central de Puente Romano con un público que llenó el reciento, se entregó desde el primer momento a este músico sobrado de historia y de grandes éxitos en su carrera. Fue sin duda un concierto llego de pop y alas funky que fueron saliendo canción tras canción durante toda su intervención, y es que Benson llegó dispuesto a dosificarnos en migajas con su maestría a la guitarra, como ya es habitual. Y deshaciéndose en los labios, con unos breves abordajes al mástil, llenos de brillo, talento y oficio sobre todo tras abrir su actuación con Breezin´s, sin duda una delicia superviviente de los setenta, para seguir entregándonos sus mejores canciones.

No tardó en llegar baladas muy esperadas como 'Nothing's gonna change my love for you' y un 'Kisses in the moonlight' con el excelente sonido de su impecable banda, cuya única misión era guardarle las espaldas al exitoso cantante de pantalones de blanco, camisa oscura y zapatos de charol.

También en arroparlo con amplitud de coros en las notas altas, que ya se encuentran demasiado arriba. Conserva y lo demostró Benson el porte escénico que le ha dado tantos éxitos y que sigue llenando auditorios o en este caso la pista central del Club de Tenis de Puente Romano, pero también se le ha avecindado y se nota con el paso de la edad, de una cierta desgana declarada a tocar la guitarra, seducido aún por las pistas de baile de hace cuatro décadas. Curiosamente los que mejor ha conservado el tiempo son los que más racanea el de Pensilvania, que sin embargo conecta como pocos con su público, encantado de oírle de nuevo dispersarse en baladas melosas como 'In your eyes'.

Ese Benson ganador de diez premios Grammy se impuso al guitarrista de hard bop, aunque bastaban unas sutiles caricias a las cuerdas de su guitarra para que cualquier tema ganase color. Deslizó en el ecuador del concierto ese  'Turn your love around' y su hit soulero 'The ghetto' para euforia general.

Para momento inaudito, ese bolero 'La puerta' cantado en entrecortado español, que producía cierta sorpresa en todos. Para la despedida, George Benson no defraudó a sus seguidores con su hit más bailado de siempre 'Give me the night' cumpliendo lo que ya es un ritual en Marbella y convocado por Crazy Music Productions, a su vez coronado con luces de 'On Broadway' en versión XL.

Esas dos iniciales en oro que lleva Benson en la correa de la guitarra siguen emitiendo destellos. El artista agota las entradas y aún provoca el delirio con su producto pop enriquecido con una enorme calidad y su innegable swing. Su directo fue lo que se esperaba de Benson en Marbella a la que se volvió a ganar. Genial por el rey de la seis cuerdas.