[Christopher D. Wauters Molina - Revista Mucho Más]

¿TAN DIFICIL ES HABLAR?
Mi Opinión

En este último tiempo estamos asistiendo a algo vergonzoso y digno de despreocupación por parte de la clase política de nuestro país, unos con más parte de culpa que otros. Las culpas las ponemos o las quitamos, o con razones o influenciados por nuestras ideas u opiniones, cada persona la suya y todas son respetables.

Yo en estas líneas expongo las mías, cuando días después de pagar mis correspondientes impuestos y declaraciones trimestrales veo como se convoca un pleno de investidura sin apoyos, y pretendiendo llegar a acuerdos de última hora, ¿pretender gobernar un país con acuerdos de última hora?, lo siento pero no lo veo de sentido común.

Se vislumbran pactos que no suenan bien, y con partidos que el interés porque a España le vaya bien es muy cuestionable. Hemos visto como diferentes partidos proponen cosas al ganador de las elecciones para intentar llegar a acuerdos, y el que gana las elecciones no se sabe si es que no consigue llegar a acuerdos por la intransigencia de otros o porque su interés es llevarnos a las urnas de nuevo, no se que pensar.

Lo único que si me pregunto es que si a alguno de los partidos representados en el parlamento les importa España y los españoles, depende el día pienso de una forma u otra, y me preocupa bastante que nuestro país este viviendo de la inercia positiva económica (que muestra síntomas de acabarse) y siga sin un gobierno que pueda tomar medidas, acertadas o equivocadas, pero tomar medidas para que España siga para delante.

Así que esperaremos y ya veremos si llegan a un acuerdo, como y con quien, algo preocupante la verdad, o si por el contrario los políticos de este país tienen la desfachatez de llamarnos una vez más a las urnas.

Lo peor de todo es que me da la impresión que aun votando de nuevo, no se va a mover el voto lo suficiente como para que se facilite un gobierno estable, no se vislumbra una luz al final del túnel político en el que esta sumido nuestro país.

La solución más sensata una nueva ley electoral que consiga dar más estabilidad, a mi particularmente me gusta el sistema francés con una segunda vuelta, ya cuestión de gustos. Pero ahí topamos con un nuevo problema, a los partidos nuevos no les interesa, y a los dos grandes depende el momento le interesa a uno o a otro, vamos otro problema sin solución visible... 'Spain is diferent'...