JoomlaTemplates.me by iPage Reviews

[Pepe Díaz - Redacción queenmalaga.es] - 20/11/2019

DÍA 3. CRÓNICA DEL 16 FESTIVAL DE SEVILLA

 

La verdad no se si me apetece mucho hablar de la primera película de hoy domingo a las 9 de la mañana de la Sección Oficial, su director es Albert Serra, sus anteriores trabajos Honor de Caballería y La muerte de Luis XVIII, ahora nos trae LIBERTE una inclasificable no se si llamarla película que nos traslada a 1774, unos años antes de la Revolución Francesa, entre Potsdam y Berlín. Madame de Dumeval, el Conde de Tesis y el Duque de Wand, libertinos expulsados de la corte puritana de Luis XVI, van en busca del legendario Duque de Walchen, un seductor y libre pensador alemán, solos en un país donde reina la hipocresía y las falsas virtudes. Su misión: Exportar el libertinaje en Alemania. Pero antes deben encontrar un lugar seguro donde continuar sus prácticas licenciosas. ¿Las novicias de un convento cercano se dejarán también arrastrar ellas por esta noche oscura donde sólo reina la ley del deseo insaciable?

Rodada íntegramente de noche, con muy poca luz, y no porque el cine de sexo no tenga fronteras, ni lecturas, ni nada homologado, pero si es en sus formas, que seguramente es la intención de su director con lo meramente escatológico, pornográfico, sumisión, despotismo, miradas viscosas, sadismo, unido al dolor y a la muerte. Perturbar al espectador durante los 132 minutos, que se hacen eternos, agobiante a veces, y donde casi no hay diálogos ni palabras, ni música, y ante su visionado, habrá quien lo rechacen como yo, o lo que aceptaran unirse a lo que el director propone, de desviar la mirada o no, o de aceptar jugar el juego que propone en este tan particular rodaje cinematográfico, yo no he jugado. Ni me apetece.

La segunda película de la Sección Oficial TOMMASO, Largometraje autorreflexivo dirigido por Abel Ferrara y en el que Willem Dafoe interpreta a un artista estadounidense que vive en Roma en medio de un drama de duda y desconexión.

Este filme viene a ser una confesión cinematográfica del director, en la que plasma sus propias experiencias en lo referente a su vida personal. El argumento se centra en cómo rompió con su esposa Christina, con la que tiene un niño de cuatro años.

Una película terapéutica y la obra más personal de su autor, y sobre todo separa esta película de su anterior, da la sensación de que hay una colección de escenas grabadas con prisas, impropias de Abel, y con tantas prisas se le ha olvidado dejarla en 20 minutos menos de metraje, quizás merezca la pena por ver la interpretación de Willian Dafoe, que navega por la vida entre terapia, pesadillas, demonios personales, las adicciones pasadas, la realidad y las ensoñaciones. Es verdad que no es Un Rey en Nueva York o El Funeral, y que no será una película de culto, pero si una obra sincera, y valioso. El mundo de Abel Ferrara un mundo que mezcla realidad y fantasía simbólica.

La tercera película del día de la Sección EFA SONS DE DENMARK Tras el aniversario de un atentado islamista en Copenhague, la extrema derecha sube en las encuestas electorales, la radicalización se ha intensificado y la tensión racial ha crecido. El título hace referencia a un grupo de neonazis que creen en la deportación obligatoria, incluso para los que han obtenido la nacionalidad danesa. Su ira aumenta debido a un bombardeo que aparece en la secuencia previa a los créditos. De las cenizas surge Martin Nordhal (Rasmus Bjerg), el rostro del nacionalismo político. Es el líder de un partido emergente que pretende captar el voto de los que piensan que la identidad étnica de Dinamarca se ha deteriorado con la llegada de inmigrantes al país. Desafortunadamente, Salim accede a un clima político que resultará familiar al público europeo y mundial puesto que la retórica de Nordhal gana votos. Dos jóvenes palestinos que no ven con buenos ojos cómo va Dinamarca, deciden actuar. nos muestra como son los últimos días de ambos, cuando son reclutados para llevar a cabo un atentando suicida, como se sienten con respecto a sus familias, sus miedos, sus dudas la manera en las son manipulados,  Me ha dejado un buen sabor de boca,   un verdadero thriller que es provocador, ambiciosos, una realidad que existe, que por desgracia es real, que para algunos la única manera para luchar contra el odio que muchos sienten es justamente convertirse en parte de ese mismo odio que nace del miedo,  su director Ulaa Salim juega de manera notable con la evolución de los dos protagonistas, sobre todo con el personaje de Ali,  y analiza de una manera veraz a como una persona puede llegar a convertirse en radical,  un buen ejercicio del terrorismo islámico,  que deberían de proyectar en colegios,  que se podía hablar largo y tendido. Justamente durante la proyección, y las casualidades, se estaba cerrado los colegios electorales con las elecciones generales en España y con el denominador común en los dos casos del auge de los partidos extremos.